Fundalma se constituye el 13 de junio de 1991 para comprometerse con la cultura de la diversidad.

Nuestro camino se había iniciado antes con la creación de la escuela de Educación Especial “la Casa de María” para cobijar y educar a chicos con necesidades especiales de aprendizaje.

En el desempeño de esas tareas comprendimos que esto no bastaba, el trabajo diario nos enseño que la aceptada dicotomía: normal vs especial, no presenta fronteras tan netas y claras como es habitual creer. Entendimos que lo normal de la vida es la diferencia y que en ello radica su mayor riqueza. 

Son las diferencias las que nos permiten constituirnos como seres únicos valiosos. 

Entonces corregimos el rumbo y nos embarcamos de lleno en la lucha por la inclusión de la diversidad en el monolítico modelo educativo tradicional y en el exitista y marginador esquema social.

Nuestro proyecto fundacional apunta, respondiendo al lema “Un mundo para todos” a poner en marcha estrategias y metodologías necesarias en todos los ámbitos de la vida para construir la cultura de la diversidad.